Otro capricho de Amor...

Tal vez no llegaste a mí... como algo nuevo
pero... creces en mí cada mañana...
son tantas las caricias que me dás,
que sin tí no es lo mismo mi esperanza.

La dulzura de tus gestos... me enloquece,
la mirada de tus ojos... me desgarra,
la pasión de tus besos de ternura...
me alimentan de mi Sol... cada mañana.

Tu nombre... Marta... piel de seda y de... ternura,
forjada de "Miel" de mil sabores...
recogida de "pétalos de sueños"...
en campos de cariños... y de flores.